Efecto Domino TV: las fichas siempre caen
Penalización de la tenencia de pornografía infantil, en la mira

Imagenes de la noticia

Penalización de la tenencia de pornografía infantil, en la mira

En una reunión de comisión en el Senado especialistas reclamaron ante los legisladores que se avance con una norma que penalice la la tenencia de...



En una reunión de comisión en el Senado especialistas reclamaron ante los legisladores que se avance con una norma que penalice la la tenencia de...


En una reunión de comisión en el Senado, especialistas reclamaron ante los legisladores que se avance con una norma que penalice la tenencia de pornografía infantil. En el Congreso, existen distintas iniciativas que buscan modificar el artículo 128 de Código Penal que en la actualidad sólo sanciona la producción y distribución de material.
En el Senado, hay cinco proyectos que buscan modificar el artículo 128 de Código Penal, que en la actualidad sanciona únicamente la producción y distribución, y reprime la tenencia de pornografía infantil sólo si se lleva a cabo con fines inequívocos de distribución o comercialización.
A la hora de iniciar el debate, la primera en exponer fue Daniela Dupuy, titular de la Fiscalía 12 de delitos informáticos de la Ciudad de Buenos Aires, quien resaltó que hace tiempo se encuentra “trabajando fuertemente para que la tenencia sea delito”, ya que “el 89 por ciento de los casos que ingresan a la fiscalía son de pornografía infantil y de grooming” y “siempre vienen aparejados, o muchas veces, con casos de abuso sexual”.
“El que tiene pornografía infantil no es lo mismo que el que tiene drogas o estupefacientes para consumo personal”, afirmó la fiscal. En este sentido, remarcó que las personas que poseen material pornográfico infantil, “la tienen en carpetas perfectamente personalizadas” y que existe un “circuito” de la tenencia, porque “el que tiene, el que colecciona, no colecciona nada más, lo tiene para intercambiar, distribuir y comercializar. Y cada vez quiere más imágenes”.
De esta manera, explicó que “esto genera una demanda importante, que produce una oferta, y la oferta genera nada más y nada menos que el abuso sexual”. “No tenemos la mínima duda de que la tenencia tiene que ser penalizada. Es el último eslabón de un círculo que comienza con el abuso”, agregó.
Dupuy enfatizó en la necesidad de que el Congreso ratifique el Convenio de Budapest, sobre cibercriminalidad, que ya cuenta con media sanción del Senado -aprobada en abril pasado- pero todavía no fue tratado en el recinto de Diputados.
La funcionaria judicial explicó que los niños que son víctimas de pornografía “no son los chicos de la villa, son chicos que van a colegios de clase media y que sus papás capaz piensan que están muy seguros porque están dentro de su habitación con la computadora”, mientras que “hay personas que los seducen para que los chicos les entreguen material de pornografía infantil”. “Esas imágenes las distribuyen en una red internacional, esto está comprobado”, alertó.
También informó que durante 2016 “ingresaron 8.819 casos de pornografía infantil” y en lo que va de 2017 “fueron 15.734”. “Lo lamentable es que cada vez hay más, porque no hay una respuesta del Estado, no hay una respuesta legislativa que ponga fin a esta situación. Necesitamos que haya una ley y un tipo penal”, concluyó.
Por su parte, Roxana Domínguez, madre de una víctima de pornografía infantil, subrayó que “hay que subir las penas reales que castiguen a estos tipos” que “las contactan, las abusan (a las víctimas), distribuyen y nadie hace nada”. “¿Por qué hay legislación para todos los medios convencionales y para Internet no?”, se preguntó la presidenta de la ONG “Mamá en Línea”, quien además señaló que este flagelo “es muy doloroso”.
Emiliano Zárate, de la División Análisis de Inteligencia Informática de la Policía de la Ciudad, explicó que “más allá del rédito económico -se puede descargar mediante monedas virtuales y otras formas de pago-, la pornografía infantil más que nada es algo cooperativo”, por eso “para entrar a los pequeños círculos, tenés que dar material, pero no cualquiera, sino nuevo. Hay que generar material”.
En tanto, por el departamento de cibercrimen de esa misma fuerza de seguridad, José Pons manifestó que la pornografía infantil “es un tema muy complicado, en el sentido de que están involucrados los niños a un nivel que a veces no se toma conciencia”. En referencia a una de las cinco iniciativas, ponderó que “uno de los proyectos establece un tema puntual: que cuando la simple tenencia sea con menores de 13 años, se dupliquen las penas”. “Habría que hacer varias categorías”, recomendó.
Dato
Internet se convirtió en un refugio para la pornografía infantil, uno de los negocios online con mayor crecimiento en los últimos años. Según el último informe de las Naciones Unidas, ese delito genera un movimiento comercial anual estimado en 250 millones de dólares. Y detrás de cada imagen y video que se sube a la Web o que se comparte a través de las redes sociales y WhatsApp existe un abuso sexual infantil real. Sólo en lo que va del año hubo un total de 12.455 denuncias de pornografía infantil en todo el país, que aún están siendo investigadas.
En 2016, el total de denuncias escaló a 16.798 en la Argentina. De ese número, la mitad se convirtieron en casos judiciales, resultando en un promedio de 23 expedientes abiertos cada día. Asimismo, el 64 por ciento de esos expedientes pertenecen al ámbito porteño, mientras que el resto son derivados a las fiscalías de otras provincias.

Entrar al sitio 2017-10-12 08:18:51
Nos acompa単an
Efecto Domino TV: las fichas siempre caen
Efecto Domino TV: las fichas siempre caen