Efecto Domino TV: las fichas siempre caen
La Superliga y los nuevos negocios del fútbol

Imagenes de la noticia

La Superliga y los nuevos negocios del fútbol

El presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, explicó las estrategias para generar mayores ingresos en los clubes.



El presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, explicó las estrategias para generar mayores ingresos en los clubes.


La Superliga Argentina de Fútbol, SAF, que se creó en 2017, ya tiene firmado contratos con Fox y Turner para la televisación local de los partidos por $ 3.800 millones anuales (vence en tres años con posibilidad de extenderlo cinco años más); este año consiguió sponsor por $ 500 millones, y exportó contenidos audiovisuales por u$s 6 millones.

Estas son las tres patas del negocio de SAF, que fue detallado por su presidente, Mariano Elizondo, en el Coloquio de Fortuna sobre “El nuevo negocio del fútbol”, que moderó Ceferino Reato, editor ejecutivo de Revista Fortuna, y que se realizó en el Auditorio de la Superliga hoy miércoles a la mañana.

También del encuentro participaron los gerentes de marketing de SAF, Matías Cecileo, y de algunos clubes: Esteban Amoia (Boca), Norberto Gobbi (Gimnasia y Esgrima de La Plata) y Pablo Ruiz (Racing).

Elizondo explicó que la Superliga está compuesta por 26 equipos de 1° División (la idea es bajar ese número a 22); la Reserva o 3° y hasta la 9° categoría de los equipos de 1° División. “Definimos el calendario, el fixture, negociamos los derechos de los contenidos audiovisuales, generamos sponsors y dividimos el dinero entre los clubes”, señaló.

De lo que recibe la Superliga por el contrato por la televisación a nivel local ($ 3.800 millones por año), “el 2% queda para gastos administración, el 18% va para la AFA y el 80% se reparte entre los clubes. Esto fue aprobado por los mismos clubes”, dijo Elizondo.

Del total que se reparte entre los clubes, el 50% se divide entre los 26 equipos, el 25% por mérito deportivo y el 25% por audiencia televisiva. “Además, hay una limitante –indicó–, el que más cobra sólo puede cobrar 2,2 veces más del que menos cobra. Para los clubes grandes no es tan justo, pero este ingreso para los clubes chicos es prioritario. La Superliga representa para los grandes el 40% de sus gastos, mientras que para los más chicos significa un 70/80% de su gasto. Dependen de la Superliga porque no generan recursos por afuera”.

Otra pata del negocio del fútbol es el sponsoreo. La Superliga tiene un sponsor principal y varias empresas que también participan para cada categoría o fuera de la competencia. Por ejemplo, una bebida energizante no sponsorea la Superliga pero sí el e-Superliga (que tiene juegos on line). “Hace dos años, el sponsoreo alcanzaba los $ 70 millones. Este año es de $ 500 millones”, destacó.

La tercera columna del negocio es la venta de contenidos audiovisuales al exterior. “El fútbol argentino sino es el primero, está entre los dos más vistos de Latinoamérica. Argentina es la 3° exportadora de jugadores en el mundo y la 1° en América. Los jugadores argentinos son más conocidos que la Liga y nosotros nos apalancamos en el conocimiento de esos jugadores. Si bien del 100% de los derechos audiovisuales en 98% está en el país y el 2% se genera en el mundo, la exportación alcanzó los u$s 6 millones”, agregó.

Finalmente, Elizondo destacó que el Estado no pone un peso en la Superliga, “nosotros aportamos al Estado con impuestos” e indicó que lo que le gustaría mejorar “son los campos de juego y las estructuras” y que con el mejoramiento de la salud económica y financiera de los clubes, “estos no van a tener necesidad de vender jugadores para cubrir sus gastos y, si quieren venderlos, lo van a hacer en mejores condiciones”.

Entrar al sitio 2019-04-15 17:55:17
Nos acompa単an
Efecto Domino TV: las fichas siempre caen
Efecto Domino TV: las fichas siempre caen